Las plantas son el elemento más importante del jardín y deben ser tratadas como tal. La variedad de plantas que se pueden usar es muy diversa, por lo que es necesario tener un buen conocimiento de cuales son las especies que se pueden adaptar mejor a cada jardín y a la necesidades del entrono y personales.

Las plantas seleccionadas durante la construcción de un jardín marcaran cual será el futuro y el desarrollo de este, es decir, si será sostenible en el tiempo o se deberá modificar a corto o medio plazo. La vegetación también nos permite crear muchos espacios diferentes en el jardín o, simplemente, transformar un espacio estéril en un pequeño oasis de naturaleza.

Identificar los condicionantes de los espacios es básico para poder seleccionar las especies. Conocer bien estos indicadores no permitirá plantar árboles que sean más o menos grandes, de hoja caduca o perenne o con flor; arbustos de flor, tapizantes, de hoja compuesta, perennes o anuales, etc.; y las plantas pequeñas con mucha flor, de temporada, perenne, de so o sombra, etc.