La tala de árboles suele ser una decisión difícil de tomar, y cuando mayor sea el árbol o el significado que tenga puede resultar una decisión poco agradable pero en la mayoría de los casos necesaria.

Talar un árbol siempre es una decisión difícil, pero muchas veces es necesario por seguridad de las personas o la casa

Corte cedro Tronco cedro

La tala de una árbol puede ser provocada por diferentes causa, como situaciones meteorológicas extremas, rotura de pavimentos, un árbol que se haya hecho demasiado grande en su jardín, riesgos de seguridad, enfermedades o simplemente, una mala elección de la especie puede obligarnos a cortar un árbol.

Los procedimientos para cortar un árbol suelen ser complejos y requieren de una buena experiencia profesional. Habitualmente, los árboles a cortar son grandes o están ubicados en zona de trabajo difícil, por lo que primero se debe garantizar la seguridad de las personas y de los otros elementos del jardín y la casa que puedan resultar afectados.

Talar un árbol suelen ser complejo y requiere un alto conocimiento de las técnicas de seguridad y experiencia de corte

Evolución Tala de Pino 7_Moment_opt

Durante la tala del árbol se debe utilizar maquinaria muy peligrosa y trabajar con técnicas de sujeción de las ramas para minimizar posibles daños personales o material. En muchas ocasiones no es posible trabajar con la ayuda de un camión grua por lo que es necesario subir a los árboles con trepa, siempre garantizando la máxima seguridad para el trabajador y el cliente.

La seguridad de los trabajadores y de los clientes es nuestro principal objetivo

Una vez realizada la tala también es importante hacer una buena gestión de los residuos vegetales generados. La mejor opción es trasladarlos hasta un vertedero autorizado para que los proceses y recicle para uso de compost, biomasa para estufas, etc. Otra opción es el autoconsumo del cliente en su chimenea o barbacoa.

Tala con trepa